Se habla Español

Blog Archive

Licensed to Practice State Law in Colorado and California

Las Familias, la Ley de Inmigración, el Tribunal Supremo, Órdenes Ejecutivas y la Realidad

1-GlobeAl final del día, somos más parecidos que diferentes. Esta mañana me encontré con una madre increíble y una de sus hijas adolescentes gemelas. Me quedé impresionada por los logros de sus hijos. Sus gemelas se graduaron del octavo grado. Cada una tenía 10, sí, 10 premios, en la ciencia, las matemáticas, el arte, un GPA de 4.0 y junto con otros 6. Después de la competencia y pruebas rigurosas, ambas han sido aceptadas en la escuela secundaria de la universidad temprana, una escuela competitiva que sólo acepta a 100 estudiantes. Además, su hijo de 12 años, terminó 7º grado y se alejó con 6 premios, en la ciencia, las matemáticas, por ser un estudiante perfecto, junto con otros 4 premios. El más joven, es muy creativo y puede construir lo que sea, sólo con mirarlo.

Me gustaría poder recordar todos los premios, pero me quede tan asombrada después de los primeros 4 o 5, y simplemente no podía retener todo.

Estos cuatro hijos increíbles son dotados y talentosos, aman la música. El hijo toca el violín, una de las hijas gemelas trabajó para comprar una guitarra, y luego se enseñó sola a jugar por ir en línea y ver vídeos.

Se trata de una familia unida, cariñosa … que cuidan de uno al otro, tienen fuertes lazos familiares y son unidos. La madre lloro sólo en pensar en estar lejos de sus hijos, aunque sea solo por un par de días, y mucho menos semanas o años. Yo podía sentir el amor y el respeto.

Lo que los hace diferentes, sin embargo, es que los niños viven con la incertidumbre y el temor de que su familia podría ser destrozada.

Usted ve, sus padres llegaron a los EE.UU. hace mucho tiempo. Ellos trabajan duro, pagan impuestos, y aman a este país. Son parte de nuestras comunidades, contribuyen a nuestra economía, y han criado estos niños increíblemente dotados.

Por desgracia, nuestras leyes de inmigración son viejas. Aunque hubo empresarios que querían darles trabajo, simplemente no había una categoría migratoria que habría permitido que vengan con una visa de trabajo.  Es parte de nuestras leyes de inmigración de 1952 que están viejas y gastadas.

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con la Orden Ejecutiva del Presidente, la Ley del Tribunal Supremo e inmigración? Pues la Orden Ejecutiva del Presidente hubiera permitido que estos padres trabajadores permanecieran en los EE.UU., con permiso para trabajar y conducir. Ellos no habrían sido capaces de obtener tarjetas de residencia o solicitar la ciudadanía, pero podrían haber vivido aquí y trabajado aquí, sin preocuparse de ser detenidos orecogidos por el ICE, Inmigración y Control de Aduanas.

Ayer, el Tribunal Supremo se negó a tomar una decisión sobre este caso, dejando intacta una decisión del Tribunal de Distrito de Texas.

Esto significa que estos niños muy dotados y talentosos continuarán viviendo en el miedo y la incertidumbre. De alguna manera, creo que podemos hacer mejor.

Comments are closed.